Tecnologías de Ciberseguridad para INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS: Multiscanning y CDR.

Os compartimos nuestra colaboración en el número especial de RED SEGURIDAD con motivo del Congreso PICSE, con un monográfico sobre Servicios Esenciales.

A esta hora y este momento el último ciberataque que nos ha sobresaltado ha sido el sufrido por Endesa. Afortunadamente una buena estrategia y prácticas en materia de ciberseguridad ha sido suficiente para repeler el ataque sin afectar el negocio. Todo lo contrario, a lo ocurrido con la filial del Banco Industrial y Comercial de China en Estados Unidos que durante horas tuvo caídos los sistemas. Han tenido que recurrir al uso de las USBs y mensajeros como alternativa para dar continuidad al negocio. Hay sospechas que el grupo Lockbit está detrás de este ciberataque.

Y es que Lockbit es el principal causante de los ciberataques que acaparan titulares en las últimas fechas. Se sospecha que uno de cada tres ataques tiene su firma, ya sea directamente o a través de sus franquiciados. Y es que su eficacia es alta debido su continua actualización (Lockbit 3.0) y la ingeniería social, todo ello con el prisma de una organización empresarial con sus objetivos e intereses.

¿Es Lockbit imparable? Lockbit, es muy eficiente pero una estrategia acertada, buenas prácticas y tecnologías eficaces pueden mitigar sus ataques.

Ciberseguridad para INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS

Multiscanning, una tecnología difícilmente eludible.

Disponer de una combinación de motores antimalware para analizar el tráfico de nuestro servidor de correo o nuestro firewall, para analizar nuestros ficheros, bien estén ubicados en repositorios compartidos, para dotar de repositorios de datos seguros y, en general, para analizar nuestra infraestructura IT, hoy es posible. Una caja negra, automágicamente trabajando, donde de forma simultanea y en tipo real múltiples motores antimalware están velando por evitar un ataque.

Efectivamente el análisis simultáneo con múltiples motores antimalware es una tecnología avanzada de detección y prevención de amenazas que proporciona resiliencia para soluciones antimalware de un solo proveedor. Aumenta las tasas de detección y reduce los tiempos de detección de brotes. Mientras que los sistemas con un único motor antimalware puede detectar entre un 40% y un 80% de malware/virus. La tecnología multiscanning es capaz de escanear archivos con más de 30 motores antimalware para lograr tasas de detección superiores al 99 %.

Muchos estudios demuestran que a medida que se agregan más motores antimalware, mejora su tasa de detección. ¿Por qué? Porque cada motor individual se especializa en diferentes categorías y es posible que no detecte ciertos tipos de amenazas. A esto hay que añadir que cada motor antimalware utiliza algoritmos de detección diferentes y, al combinarlos, se aumenta significativamente la tasa de detección. Por último, y no menos importante, la combinación del trabajo de investigación y generación de patrones de laboratorios de malware ubicados en distintas partes del mundo hace que mejore la respuesta a los ataques localizados.

Ciberseguridad para INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS

CDR (Content, Disarm and Reconstruction): Desactivando malware.

CDR trata cada archivo como una amenaza potencial. Procesa y analiza archivos para eliminar objetos no permitidos y garantizar que todos los archivos que acceden a la organización sean seguros. Al mismo tiempo, CDR reconstruye el contenido del archivo con plena funcionalidad; de este modo los usuarios puedan visualizar el video sin descargas de malware.

CDR fortifica la prevención de amenazas sin confiar en la detección de las mismas. Asume, por defecto, que todos los archivos son maliciosos y desinfecta y reconstruye cada archivo asegurando su completa usabilidad con contenido seguro. La tecnología es increiblemente efectiva para prevenir amenazas conocidas y desconocidas, incluidos los ataques dirigidos de día cero y las amenazas que están equipadas con tecnología de evasión de malware, como malware totalmente indetectable, detección VMware, ofuscación y muchos otros.

  • Identifica y escanea los ficheros: Los ficheros se evalúan y verifican a medida que ingresan al sistema de desinfección para garantizar el tipo de archivo y su coherencia, siendo capaz de identificar infinidad de tipos de ficheros. Cada uno de ellos se analiza, además, con la tecnología multiscanning para identificar amenazas conocidas y desconocidas. Las extensiones de archivo se examinan para evitar que los archivos aparentemente complejos se presenten como archivos más simples, una señal de alerta para contenido malicioso, poniendo sobre aviso a las organizaciones cuando están se detecta cualquier ataque. CDR admite la desinfección de ficheros, como pueden ser PDF, Microsoft Office, HTML o imágenes.
  • Desinfecta los ficheros: Los ficheros se reconstruyen en un proceso rápido y seguro. Las distintas capas y elementos que componen el fichero se separan en componentes discretos, se eliminan los elementos maliciosos y se reconstruyen los metadatos y todas las características del archivo. El nuevo fichero se vuelve a recomponer y liberar, preservando la integridad de su estructura para que los usuarios lo puedan usar de manera segura y sin pérdida de usabilidad.
  • Libera los ficheros: Los ficheros recién regenerados ahora se pueden usar de forma seguro. Incluso los más complejos siguen siendo utilizables, por ejemplo, las animaciones incrustadas en archivos de PowerPoint permanecen intactas. Finalmente, los ficheros originales se ponen en cuarentena para su copia de seguridad y posterior examen. Al generar ficheros totalmente utilizables de contenido seguro, CDR protege a las organizaciones contra las amenazas más avanzadas y al mismo tiempo mantiene la productividad del usuario.

¿Por qué CDR?

El malware está creciendo en complejidad y se está volviendo cada vez más exitoso en evadir los motores antimalware y los sandboxes tradicionales:

  • El malware se está volviendo más avanzado y a menudo explota vulnerabilidades de software conocidas y desconocidas.
  • El malware ahora se está generando «compatible sandbox» y es cada vez más capaz de evadir los métodos de detección tradicionales.
  • La cantidad de tipos de ficheros crece cada día, introduciendo nuevas debilidades potenciales que los actores maliciosos pueden explotar.
  • La complejidad de los archivos está aumentando, dando a los ciberdelincuentes más oportunidades para incorporar scripts y aprovechar vulnerabilidades.

CDR previene las amenazas sin depender de la detección. CDR no deja espacio para errores de detección de amenazas y previene muchas amenazas basadas en fichero, incluidas amenazas conocidas, desconocidas, complejas y compatibles sandbox. Al desinfectar cada archivo y eliminar cualquier posible amenaza incrustada, CDR efectivamente «desarma» todas las amenazas basadas en fichero sin la necesidad de detección.

Tecnologías compatibles y complementarias.

La introducción de una nueva tecnología significa en muchos casos un cambio en la infraestructura vinculada a la ciberseguridad de la organización. Estas dos tecnologías sí representan una capa adicional de seguridad, son totalmente compatibles y complementarias con lo ya desplegado. No hay que elegir.

Además, su adaptabilidad a la infraestructura que queremos reforzar hubiera mitigado los ciberataques del Ayuntamiento de Sevilla, que empleó el email como vector de ataque a sus sistemas, o DSB de Dinamarca vía cadena de suministro, cuando fue atacado su proveedor Supeo.

Una estrategia Zero Trust o confianza cero, es posible, y estas tecnologías así lo ratifican.

¿Hablamos de Ciberseguridad?